DISCOGRAFiCOS / RECORDS

NORTE VERDE GRANDE

Recientemente terminé la producción del disco que cuenta con el apoyo del Fondart "NORTE VERDE GRANDE" y ya está a la venta , las disquerías donde se puede comprar están publicadas en la página noticias de mi sitio.
Este disco está mas direccionado hacia el Jazz Fusión, y contó nuevamente con la inspirada participación de Sergio "Tilo " Gonzalez y la maravillosa voz Claudia Stern, además del ingeniero Alex Woodroffe y la gráfica de Alfonso Yunge , y nuevos compañeros de viajes musicales como Andrés Perez (Voz) , Juan Flores (Quena) y Juan Carlos Neumann (Saxo).
Son doce composiciones inspiradas en los recuerdos de las maravillosas oportunidades que he tenido de recorrer el Norte Grande.
Recently I finished the production of the disc that already counts on the support of the GREAT GREEN NORTH Fondart and this on sale, music stores where it is possible to be bought are published in the page the news of my site. This record is towards the Jazz Fusion, and again counted on the inspired participation of Sergio "Tilo" Gonzalez and the wonderful voice of Claudia Stern, in addition to engineer Alex Woodroffe and the art of Alfonso Yunge, and new musical fellow travellers like Andrés Perez (Voice), Juan Flores (Quena) and Juan Carlos Neumann (Saxo). Are twelve compositions inspired by the memories of the wonderful opportunities that I have had to cross the Big North.

Prensa (Críticas y comentarios) / Press (Critics and comments)

-Norte verde grande Marcelo Aedo Para un bajista chileno de la era pre-Enrique Luna (*), el instrumento de cuatro cuerdas podía funcionar o "a la Pepe Ureta (**)", o "a la Horacio Saavedra (***)", por nombrar dos casos. Es decir, servía exclusivamente para acompañar cumbias, canciones pop o cualquier expresión musical en que las verdaderas estrellas fueran las filas de bronces o un frontman micrófono en mano. Marcelo Aedo pertenece a la generación post todos ellos, por lo que consiguió dar otra orientación a su instrumento y su mirada como intérprete fue algo más lejos. Cuando él apareció en el circuito a inicios de los 80 al interior del grupo Abril (recordado ejemplar del Canto Nuevo con Tati Penna en la voz), Jaco Pastorius la rompía con todo en el grupo Weather Report, haciendo que sus cuerdas sonaran tan veloces y expresivas como las zapatillas del saxofón alto de Charlie Parker. Y no sólo Jaco. Ernesto Holman ya había grabado aquellos despliegues característicos del álbum de Congreso Viaje por la cresta del mundo y Pablo Lecaros aparecía con toda la fuerza de un veinteañero en las pruebas de taller musical del grupo Cometa. Ambos, Holman y Lecaros, son las influencias nacionales más directas de Aedo según sus propias declaraciones. Entonces, se convirtió en el segundo músico que en el tránsito de su carrera armamentista consiguió hacerse del clásico modelo Rickenbacker. El primero, Mario Mutis, de Los Jaivas (¡tantos bajistas para escuchar…!).
Pero Aedo siguió como músico de soporte por años. Para él, tocar la tónica y la dominante de un acorde involucrado en una canción simple tenía el mismo valor que un solo de dedos eléctricos y efectismo virtuoso. Sólo en el momento en que debía entregar una obra para un encuentro de compositores jóvenes y no tenía nada preparado, llegó a descubrir el “solismo” oculto en su instrumento: subió al escenario y practicó una improvisación de bajo solo. Después de esa experiencia, la ampolleta estaba encendida. Aedo ha sido sesionista y sideman en innumerables grabaciones, discos, giras y presentaciones de otros músicos. Pero en paralelo llega hoy a su segundo álbum personal: Norte verde grande (2005). Como el primero se llamó Polosur celeste (1999), bien podríamos ubicarnos en medio de una serie de títulos cuya esencia estaría en las imágenes posibles de rescatar de cada punto cardinal en la orientación geográfica.
Por lo pronto, nadie que no haya caminado por las alfombras de colores durante una primavera de desierto florido atacameño puede entender de buenas a primeras por qué Aedo cree que el norte grande es verde. El norte grande es un arenal infinito, amarillo y árido, al que este bajista da la opción de florecer y convertirse en un prado verde. Así se describe en los sets musicales compuestos por Aedo. Norte verde grande es un disco de fusión entre sus puntos A y Z. De eso no caben dudas. A veces es más directo en la expresión de un discurso personal ("Atacama suite" o "Por si acaso", estudios de bajo solo), y otras veces muy delineado por ciertas matrices ("Altos de Pica", donde pareciéramos estar escuchando alguna composición de Pat Metheny de la era Still life (talking)). Pero en todas las piezas, más allá de sus títulos de características "norteñas", están aquellos estados de ánimo más íntimos: hay igual cantidad de albores que de crepúsculos. Nada que llegue a alterar los sentidos, sino más bien apaciguarlos con música a media luz. Todo, con un no menor arsenal para cada pieza en ensambles libres de instrumentos y colores sonoros.
Párrafo aparte para "Desierto florido", posiblemente la de mayor simpleza y claridad de mensaje en todo el disco: una combinación tripartita entre las líneas de fondo de Aedo, las terminaciones percutivas del congresista Sergio Tilo González y la placidez de la voz de Claudia Stern. Después de una audición como ésta, quien no haya estado en una alfombra de flores en el desierto seguro que podrá imaginársela. * Enrique Luna: solista peruano, que vivió en Chile, considerado el primer exponente del bajo eléctrico en el jazz criollo. ** Pepe Ureta: bajista inamovible de las orquestas televisivas desde los años 60. *** Horacio Saavedra: el mismo que dirigió orquestas populares en televisión y que formó parte del grupo Los Rockets, en los inicios de la Nueva Ola./Norte verde grande Marcelo Aedo For a Chilean bassit of the era pre-Enrique Moon (*), the instrument of four cords could work or "to the Pepe Ureta (**)", or" the Horacio Saavedra (***)", to name two cases. That is to say, it served exclusively to accompany cumbias, songs pop or any musical expression in which the true stars were the bronze rows or frontman microphone in hand. Marcelo Aedo belongs to the generation post all of them, reason why it was able to give to another direction to his instrument and its glance as interpreter were something more far. When it appeared in the circuit at beginnings of the 80´s to the interior of the group "April" (remembered exemplary of New Canto with Tati Penna in the voice), Jaco Pastorius broke it yet in the group Weather Report, causing that their cords sounded so quick and expressives as the slippers of alto Saxophon of Charlie Parker. And not only Jaco. Ernesto Holman already had recorded those unfoldings characteristic of the album of "Congreso" "Trip by the crest of the world" and Pablo Lecaros appeared with all the force of twentyish in the tests of musical factory of the group "Cometa". Both, Holman and Lecaros, are the more direct Bass Chileans influences of Aedo according to their own declarations. Then, one became the second musician who in the transit of his armament race was able to become of the classic Rickenbacker model. First, Mario Mutis, of "Los Jaivas" (so many Bass players to listen to...!).
But Aedo followed like support musician per years. For him, to touch to the involved tonic and the dominant one of an agreed one in a simple song had the same value that single of electrical fingers and a virtuous . Only at the moment at which it had to give a work for an encounter of young composers and did not have anything prepared, got to discover the "hidden soloist" in its instrument: it raised the scene and it practiced a low improvisation of single. After that experience, the hourglass was ignited. Aedo has been sessionist and sideman in many recordings, discs, tours dates and presentations of other musicians. But in parallel it arrives today at his second personal album: "Norte verde grande" (2005). As first "Polosur celeste" were called (1999), we could well be located in the middle of a series of titles whose essence would be in the images possible to rescue of each cardinal point in the geographic direction.
So far, nobody that has not walked by the carpets of colors during one spring of flowery desert atacameño can understand of good to first why Aedo thinks that the great north is green. The great north is an infinite, yellow and barren sandy ground, to which this bear gives the option to bloom and to become a green meadow. Thus it is described in sets musical made up of Aedo. "Norte verde grande" is a record of fusion between its points from A to Z. Of that does not fit doubts. Sometimes he is more direct in the expression of a personal speech ("Atacama suite" or "Por si acaso", studies for Bass), and other times very delineated by certain matrices ("Altos de Pica", where we seemed to be listening to some composition of Pat Metheny of the era Still life (talking)). But in all the pieces, beyond its titles of "northern" characteristics, they are those more intimate moods: there is equal amount of dawn that of twilights. Nothing that gets to alter the senses, but rather to calm them with music to average light. Everything, with a nonsmaller arsenal for each piece in free joints of instruments and sonorous colors.
Special Paragraph for "Desierto Florido", possibly the one of greater simplicity and clarity of message in all the disc: a tripartite combination between the lines of bottom of Aedo, the percusives completions of "Congreso" drummer Sergio González "Tilo" and the placidness of the voice of Claudia Stern. After hearing like this one, that there is not been in a carpet of flowers in the safe desert that it will be able to imagine to it. * Enrique Moon: Peruvian solista, that lived in Chile, considered the first low exponent of the electrical one in the Creole jazz. ** Pepe Ureta: unremovable bear of the televising orchestras from years 60. *** Horacio Saavedra: same which it directed popular orchestras in television and that was member of the group "the Rockets", in the beginnings of the New Ola.

Íñigo Díaz, EMOL , La música , Destacados
Viernes 14 de Octubre de 2005

http://www.lamusica.emol.com/tiempolibre/musica/critica/discos/_portada/index.asp?param=a

-Norte verde grande
Marcelo Aedo ,2005

Marcelo Aedo es un virtuoso y reconocido músico nacional que 25 años ha pasado casi inadvertido a nivel masivo debido a que su trabajo se ha centrado principalmente como sesionista, productor y director musical para diversos artistas, entre éstos: Francesca Ancarola, Antonio Restucci , Magdalena Matthey,Alexis Venegas,y otros.Pese a componer además para algunas obras de teatro y un par de peliculas, e incluso hasta la grabación de jingles comerciales, se ha dado tiempo para construir una carrera como solista donde ésta nueva obra se inscribe como su tercera placa. Una suerte de contracara de "POLOSUR CELESTE" (1999), su anterior trabajo y que tenía como acorde dominante la inmensa naturaleza del sur de Chile.
Aedo bien podría ser un descendente de toda esa gran generación que nació con la invención de Jaco Pastorius en Weather Report urante la segunda mitad de la décaa de los setenta y la expansión del bajo eléctrico a niveles insospechados. Eso que en Argentina pasó a llamarse Pedro Aznar y en Chile Ernesto Hollman ó Pablo Lecaros. De éste sonido proviene Aedo y el bajo fretless por tanto ocupa el centro de ésta obra, incluídas dos piezas solistas muy íntimas, "POR SI ACASO" y "ATACAMA SUITE", que se ubican entre las mejores del disco. También destacan "DESIERTO FLORIDO", onde los colores parecen brotar del cálido timbre vocal de CLAUDIA STERN, y "AUN", que. con ritmo de bossa, es la única pieza con lírica.
Lo demás es la correcta y templada entrega de un músico que ha sido sobre todo fiel a la música, a su música y a su sonido. Jazz, pop, algunos matices rockeros y por supuesto solapados ritmos norteños conforman ésta fusión poco compleja y exenta de grandes riesgos. Después de todo, Aedo ha venido música pop hace rato y eso se le nota, para bien ó para mal; él ni se preocupa mientras le piden colaboraciones desde Inti-Illimani hasta Alberto Plaza y no obstante graba por tercera vez, toca casi todos los instrumentos y por supuesto se da el lujo de tener colaboraciones del calibre de Sergio "Tilo" Gonzalez en un disco hecho por y para él. Porque no es "NORTE VERDE GRANDE" una entrega pretensiosa ni destinada a cambiar el curso de la música nacional, sino mas bien un pequeño y coherente trabajo necesario, fundamentalmente, para su autor y la muestra de un viaje por un pais, el nuestro y por una música, la de Aedo. No se pierde nada al fin y al cabo, como en casi todas las músicas, como en casi todos los viajes.

Rodrigo Acuña
Revista "PAUSA" , del consejo nacional de la cultura y las artes, Enero 2006.

-Hey Marcelo. I am just sending you my appreciation of your music ! This CD is playing in my home or my car almost constantly. Your music comes also from MY heart, not only yours ! I hope that next time I am in Santiago, we can meet. I assure you that you have a fan here in Sydney, Australia, and of course I hope that all you recording is done using RODE Microphones !!!! Very very best wishes my friend
AND….. my favourite track of course is Desierto Florido ! I don’t know how many times I have played this to my friends here !. Thanks for the great music.

Collin Hill
Sales Director
Rode Microphones
Event electronics

Marcelo Aedo ? Norte Verde Grande Escrito por Alejandro Mendez
Como el Desierto Florido Muchas veces, los créditos y felicitaciones olvidan a la gente que trabaja silenciosamente por un proyecto. En el caso de la música, muchas veces se pasa por alto el hecho de que son los músicos de sesión los que hacen que el disco del “artista estrella” suene tan bien o sea tan bueno. Es como elogiar “No es lo Mismo” de Alejandro Sanz, y desconocer que sin Vinnie Colaiuta y Anthony Jackson, el disco no sería ni la mitad de lo que es. El caso de Marcelo Aedo, tiene mucho de lo mencionado anteriormente. Un connotado y destacado bajista nacional, responsable de las líneas de bajo de muchas producciones chilenas y personaje reiterado en el acompañamiento musical en muchas de las carreras de “rostros” de la música nacional. En “Norte Verde Grande”, Aedo cumple el rol protagónico y se da el gusto de tocar sus composiciones, dar rienda suelta a todo su inmenso talento y regalarnos una producción sumamente interesante. “Norte Verde Grande” presenta tres tipos de situaciones musicales muy marcadas: Marcelo Aedo y bajo solamente; Marcelo Aedo tocando bajos, guitarras y teclados junto con hacer voces y loops, acompañado de Sergio “Tilo” González en batería; y la situación más “de grupo musical” en donde se aprecian las colaboraciones de “Tilo” González en batería, junto a las voces de Claudia Stern y Andrés Pérez, pianos y acordeón interpretados por Pablo Paredes, Juan Flores en quena y saxo y también en saxo, Juan Carlos Neumann. Dentro de estos tres formatos marcados, las composiciones del disco tienen distinto efecto sobre el auditor. Es así, como en el primer caso, tanto “Por si Acaso”, “La Procesión” y “Atacama Suite” nos muestran un nivel técnico e interpretativo exquisito junto con una sensibilidad y delicadeza musical profundas, en donde el bajo cumple funciones rítmicas, armónicas, melódicas y solistas dentro de un mismo contexto. En el segundo, lo más destacable es la precisión existente entre ambos músicos, donde se crea una base rítmica muy potente que afirma el tema en gran medida, y se lleva la mayor cantidad de elogios definitivamente. El tercer formato contiene lo que musicalmente el segundo carece, que es el aporte de un músico invitado. Para “Norte Verde Grande” la elección de estos fue sumamente acertada ya que cada una de las colaboraciones le da un toque muy especial a las canciones. Tanto las voces de Claudia Stern y de Andrés Pérez, como los saxos y pianos aportan a que se genere la sensación de que hay una banda tocando, y es así como la audición de estos temas se torna muy interesante y éstos logran captar la atención del auditor de manera inmediata. En términos de sonoridad, el disco es elegante y muy sobrio. No hay nada espectacular como tampoco no hay nada que desentone o que comprometa la apreciación del trabajo. “Norte Verde Grande” más allá de ser un disco de fusión, tiene como gran mérito darle a Marcelo Aedo un reconocimiento a su trayectoria y a su talento.

Escrito por Alejandro Mendez: suena.cl



POLO SUR CELESTE
Marcelo Aedo es el tipo de músico que ha vivido la música no sólo como una linda utopía, sino también pragmática y un poco perversa, cuando se adapta sin pudores a las normas del mercado más que a las de la propia creatividad. Con 20 años de experiencia como bajista de sesión, productor y acompañante para casi todo el espectro de artistas que hay en Chile, Aedo armó su propio estudio, compuso sus melodías, soñó con el color azul de las regiones más australes del país y se lanzó a grabar por fin su propio disco: Polosur Celeste.

La experiencia, por fácil que parezca grabar un disco, es una generosa innovación en el medio musical criollo, por cuanto se trata de un álbum donde el bajo, un instrumento que suele prestarse sólo para acompañar al resto, es protagonista y guía de una propuesta de fusión contemporánea, sensible y elegante.

Una de las características de Polosur Celeste es la inquietante clandestinidad melódica a la que están relegados los instrumentos, cediéndole el primer lugar a líneas de bajo sensuales y sinuosas, que transportan a espacios bucólicos, donde uno puede imaginar nubes que se mueven sincrónicamente con el sonido.

En 53 minutos, el recorrido de Aedo transita por caminos que algo tienen de conocidos y recuerdan al jazz fusión de comienzos de los noventa, con Pat Metheny o Lito Vitale, sirviendo de ejemplos clásicos en el desarrollo del género entonces. Esto, por cierto, no implica que Aedo renuncie ni un ápice a imponer una manera muy propia de componer, prolija hasta el perfeccionismo del sonido, "deformación" inevitable para un profesional que vive en los estudios de grabación como si fueran su propia casa.

Además, hay que decir, Aedo tiene a su haber los grupos de jazz fusión Al Sur y Trifusión, que existieron paralelamente en los primeros años de los 90 y que se desarticularon tras la partida del músico a Alemania, donde conoció nuevos métodos de producción.

De ahí lo interesante de este álbum, fruto de la experiencia y de la necesidad de un artista por crear y romper la subordinación a éticas y estéticas ajenas, para imponer sus propios criterios y aspiraciones creativas. Un camino, por cierto, estimulado por los buenos augurios, como la participación en un Festival de Compositores Jóvenes que hizo la Facultad de Artes de la Universidad de Chile en 1993, que fue el punto de partida para el desarrollo como solista de Marcelo Aedo.

A partir de entonces nació la idea de consumar la tarea creativa, pero con los años y un poco más de madurez, Aedo se convenció de no caer en la tentación jazzística y algo arrogante del virtuosismo, para abrirle el paso a un tipo de música que empatiza con el espectador, en vez de ponerlo frente a una encrucijada intelectual. Eso además de darle a su música un carácter local, donde se oyen, con la colaboración de connotados músicos invitados como Raúl Aliaga, Sergio Tilo González, Marcos Aldana y Cristián Crisosto entre otros, los paisajes australes, teñidos de esa agradable inmensidad azul del cielo y el agua fundidos en un solo y bucólico paisaje, lleno de añoranzas y sensaciones melancólicas.
Gabriela Bade.



Prensa
(Críticas y comentarios) /
Press (Critics and comments)

-Restucci y Aedo
Si hay algo que tienen en común Antonio Restucci y Marcelo Aedo es una larga y prestigiosa carrera en la escena local, por lo que la ocasión de verlos en un mismo escenario promete ser muy especial. Además, tanto Aedo como Restucci presentan sus nuevos trabajos orientados hacia la construcción de Atmósferas y paisajes desde sus instrumento
s preferidos (bajo y guitarra respectivamente).
If there is something have in common Antonio Restucci and Marcelo Aedo is one long and prestigious career in the local scene, reason why the occasion to see them in a same scene promises to be very special. In addition, as much Aedo as Restucci presents their new works oriented towards the construction of Atmospheres and landscapes from their favourite instruments (Bass and guitar respectively)
Sala SCD 21.00 horas
Revista "El sábado" /"Saturday" magazine
El mercurio, 8 de enero de 2000. / El Mercurio newspaper , January 8th 2000.


-Marcelo Aedo /"Polosur celeste"

Aedo se toma el primer plano tras su larga data como músico de Alberto Plaza y muestra en su disco debut once formas de dotar de protagonismo a su instrumento, el bajo eléctrico. Capaz por igual de sonar ensoñador y atmosférico como solista y de cultivar un pulido sonido de fusión con
teclados y timbres latinoamericanos, invita aquí a un sugerente viaje sin palabras (Mundovivo).
Aedo jump to the spotlight after a long career as a sideman musician for Alberto Plaza, and show in his firt production eleven forms to put his instrument , the bass , in the frontline . Also capable to sound dreamer and atmospheric as a soloist , and have a pure fusion skills with keyboards and latinoamerican sounds, invite trough this record to an attractive and suggest non words trip.
***David Ponce
Wiken , El mercurio 10 de marzo de 2000/ Wiken magazine, El Mercurio newspaper , January 8th 2000.


-Músico de gran trayectoria, el bajista Aedo es uno de los altos exponentes del jazz y la fusión en Chile. Miembro de agrupaciones pioneras como ALSUR (banda que a comienzos de los 90 grabara dos poderosos trabajos, hoy verdaderas joyas casi inexistentes en el mercado) y acompañante de las primeras tocatas importantes de Pablo Herrera a finales de los 80.Aedo es hoy un músico invitado a cuanta orquesta de jerarquía se arma en Chile para acompañar a "monstruos" de la música popular como Alberto Plaza o el propio Herrera . En su primer trabajo solista, el músico exhibe una alta inspiración y una fina soltura, combinando el bajo con instrumentos mas acústicos como la Quena zampoñas y percusiones. Su raíz principal sin duda ,es de corte jazzístico ,de eso habla con soltura en SOLCITO ,uno de los temas más poderosos del LP. Incluye armonizaciones vocales femeninas, que ponen pizcas de sensible humanidad a los profundos temas de Aedo. "Lluvia en Concon" Como a fines de marzo" y "Polosur" son puntos altos de un disco inquieto y que muestra los resultados de una búsqueda que recién comienza.
Musician of brilliant trajectory, this bassst is one of the high exponents of the jazz and fusion in Chile. Member of pioneering groupings like ALSUR (band that at the beginning of the 90 recorded two powerful works, today true almost nonexistent jewels in the market) and companion of the first important perfomances of Pablo Herrera at the end of the 80.Aedo is today a musician invited to whichever orchestra of hierarchy weapon in Chile to accompany to "monsters" by the pop music like Alberto Plaza or the own Herrera. In his first solo work, the musician exhibits a high inspiration and fineness, combining his bass with acoustic instruments but like the Quena zampoñas and percussions. His root main without a doubt, is came from jazz, of that speech property in SOLCITO, one of the most powerful songs of the LP. Incluye feminine vocal harmonizations, that put you pick of sensible humanity to the deep subjects of Aedo. "Rain in Concon" As by the end of March "and" Polosur "are high points of an anxious disc and that shows the results of a search that just begins.

Revista cultural. Octubre 2001 / Culture Magazzine , October 2001


Al sur del mundo
/ To the south of the world
Mundovivo se ha transformado en el genuino soporte de los cultores de la world music en nuestro país. El sello discográfico ha recogido a los exponentes de la fusión étnica, el folklore sofisticado y la exploración electroacústica que, a falta de vocación comercial, presentan una interesante propuesta musical de raíces y colores vivos. Quizás repitan en exceso el discurso ambiental y ecológico del new age, pero su ideología ha sostenido tan buenos proyectos como Entrama y Subhira, entre otros, que ya han editado sus propios trabajos. Marcelo Aedo forma parte del variado catálogo Mundovivo .Su disco debut POLOSUR CELESTE, es una prolífica mezcla entre el aporte tecnológico y los elementos de la fusión. El bajista, con una respetable carrera como músico de sesión, reunió a notables colegas, como Sergio "tilo" González, Raúl Aliaga (ambos de CONGRESO), Cristián Crisosto (FULANO) y Marcos Aldana, para crear un entorno de jazz atmosférico. El trabajo se muestra como la liberación creativa de Aedo, una propuesta poco masiva, pero artísticamente fructífera. Salvo ciertos guiños a the Pat Metheny Group, el disco recorre una senda original y contemplativa, a todas luces, impecable.
Mundovivo has transformed into the genuine support of the world music´s musician in ours countryes. This label recordsl has gathered to the exponents of ethnic fusion , the sophisticated folklore and electroacoustic exploration that, for want of vocación commercial, presents/displays an interesting musical proposal of roots and live colors. Maybe repeats in excess the environmental and echological speech of new age, but his philosophy has maintained so good projects as Entrama and Subhira, among others, that already have published their own works. Marcelo Aedo comprises of varied the Mundovivo catalog . His debut like solo artist POLOSUR, is a proliphic mixture between the technologic contribution and the elements of fusion. This bassit, with a respectable carrer like session musician, meet to remarkable colleagues, like Sergio "tilo" González, Raúl Aliaga (both of CONGRESO), Cristián Crisosto (FULANO) and Marcos Aldana , to create surroundings of atmosphric jazz. The work is like creative liberation of Aedo, a little proposal massive, but rich artistically . Except for certain rembrances to the Pat Metheny Group, the disc crosses an original and intimate footpath, obviously brilliant.

Revista "Que Pasa" 1 de abril de 2000 / "Que pasa" Magazzine April 1th 2000


-Polosur celeste
Después de una trayectoria de más de dos décadas como músico de sesión, Marcelo Aedo edita por primera vez un trabajo a su nombre. El resultado es un muy recomendable paseo entre melodías que van desde el jazz de fusión, pasando por la música étnica (o si gusta World music). Pero más allá de las cualidades de versatilidad demostradas por Aedo en POLOSUR CELESTE, lo que más atrae de este trabajo es la capacidad del autor para demostrar una personalidad que trascienda los estilos y otorgue al álbum una identidad propia y distinguible. Si usted se interesa en los tres estilos citados arriba, este disco será de su más completo agrado.
After a trajectory of more than two decades like session musician, Marcelo Aedo publishes for the first time a work to its name. The result is a very recommendable trip between melodies which they go from the fusion jazz, happening through ethnic music (or if pleases World music). But beyond the qualities of versatility demonstrated by Aedo in POLOSUR CELESTEL, which attracts more of this work is the capacity of the author to demonstrate a personality that extends the styles and grants to the album an own and distinguible identity. If you one is interested above in the three mentioned styles, this disc will be of more complete his affability.
Marcelo Aedo, Mundovivo 53.10 min.

Revista "El Sábado" / "El Sabado" Magazzine
El mercurio, 6 de mayo de 2000. / "El Mercurio" newspaper , May 6th 2000
POLOSUR CELESTE
Marcelo Aedo, Mundovivo.
(Clasificación : Excelente ) / (Classification : Excellent)

Comments by reviewers in "CD Baby" page about Marcelo Aedo music

www.cdbaby.com

This is music for the refined spirit.
Reviewer: Shane Jones
Being a guitarist myself for the last twenty-two years, I use to sit around drop-jawed listening to great jazz musicians like Allan Holdsworth and Stanley Jordan. When I first put in Marcelo, I thought, ?if Stanley played bass it might be something like this.? The growling fretless wanders in and out of and in perfect time with a variety of complex as well as simple rhythms ? marches, slow and steady rock grooves, world and Latin rhythms, and unique anticipated feels, to name a few. But, unlike many virtuoso musicians, it?s not about showing off. Marcelo has no need, and probably doesn?t even think about it. The music is aesthetically pleasing, to say the least, tasteful, rich. Smooth jazz transforms itself into uplifting orchestration and groovy tempos seamlessly. This is music for the refined spirit.

A new-found love of bass
Reviewer: Peggy Macaffee
Having always loved the subtle tones of the bass, I was entranced by the deft fingers of Marcelo Aedo on my first listen. My third listen brought more discoveries in subtlety. Overall, an alluring mix of world sounds with a hearty mix of smooth jazz. Bravo!

Bautiful stuff of Chilean music blended with smooth jazz
Reviewer: Sérgio Mattoso - BRAZIL
When it comes to Latin music people generally think in Brazilian or Caribean Music. It is a pleasure to realize that there are bassists coming from other places in South America and blending their musical culture with the world language of jazz.

LOVE CD LOVE MUSIC !!! Jean Paul , France L FRANCE

GALOPESIA JAZZ
Es mi proyecto jazzistico , es un grupo que ha tenido diversos formatos y han pasado por el destacadas figuras de la escena local; los bateristas Andy Baeza,Felipe Candia,Tilo Gonzalez y Cristobal Rojas ; Los guitarristas Emilio García y Paulo Paranhos; el Pianista Talo Quevedo; el trompetista Sebastián Jordán ; los saxofonistas Pancho Bosco (Tenor) y Juan Carlos Neumann (Alto); la cantante Magdalena Matthey y otros han sido participes de ésta experiencia . Con ellos hemos tocado en diversos Eventos (Revista "El Sábado" del Mercurio) , Centros de esquí (Valle nevado) y ferias de diseño
( Casa Mater). Hemos tocado casi todo el espectro que nos permite el jazz actualmente , desde el jazz standard hasta el ácid jazz. Pronto estaremos tocando en algún lugar de jazz del gran Santiago.
Is my jazz project, is a group that has had diverse formats and have happened through the outstanding figures of the local scene; the drummers Andy Baeza,Tilo Gonzalez and Cristobal Rojas; the guitarists Emilio García and Paulo Paranhos; the Pianist Talo Quevedo ; the trumpeter Sebastián Jordán; the saxophonists Pancho Bosco (Tenor) and Juan Carlos Neumann (alto); the singer Magdalena Matthey and others have been you participate in this experience. With them we played in diverses Events (Magazine "El Sábado" of El Mercurio), Sky centers(Valle nevado) and design fairs (Casa mater) . Soon we will be playing in some jazz place of the great Santiago.

DANZA / DANCE

"El saco" , de Marcela Escobar , crítica de participación de ésta obra en la Bienal de danza de Lyon , Francia , 2002. / "El saco" of Marcela Escobar , critic of participation in "Biennalle de la danse" Lyon , France , 2002.

El tamaño y la atmósfera del teatro de Gèrard Philipe son perfectos para estos dos pedazos del intimismo de Santiago, Chile. A la magnífica música original de Marcelo Aedo, Marcela Escobar baila su propia notable composición a solas con un saco - o es un cuerpo? Y con "el lugar del deseo" Paulina Mellado ofrece un encuentro claustrofóbico, violento, emocionalmente cargado entre cuatro actores-bailarines
The size and atmosphere of the Gèrard Philipe theatre are perfect for these two intimist pieces from Santiago, Chile. To the superbly original music of Marcelo Aedo, Marcela Escobar dances her own remarkable solo composition with a sack - or is it a body? And with "The place of desire" Paulina Mellado offers a claustrophobically violent, emotionally charged encounter betwen four totally commited actors-dancers
Deux jeunes chorègraphes pur prouver la viatlitè de la dande du Chili. Deux oeuvres intimistes , un solo et un quator , dècouvertes dans le même programme d´un espace alternatif de Santiago: Marcelo Escobar chorègraphie et interprète un remarquable solo avec un sac. Mais est-ce bien un sac ou plutôt un torse, un corps, un "autre" ? Superbe musique originale de Marcelo Aedo. Avec "Le lieu du dèsir", Paulina Mellado nous entraine dans un huis clos boulersant avec quatre personnages - quatre acteurs / danseurs à l´engagement exceptionnel.